biografia-pedro-infante pedro-infante-su-vida
pedro-infante

Pedro Infante Cruz

Pedro Infante Cruz. Nació el 18 de noviembre de 1917, Mazatlán, Sinaloa. Murió el 15 de abril de 1957 en Mérida, Yucatán. En un trágico accidente aereo.


Biografías

Audioteca

Pedro Infante


Comentarios: Por Miguel Bolaños Díaz

56 años han transcurrido desde aquel fatídico accidente aéreo en al cual muriera Pedro Infante y naciera su inmortalidad, 56 años han pasado y han logrado que el cariño de gran parte de su publico se convierta en lo mas cercano a la idolatría, y por si fuera poco desde hace 56 años, esta figura ha sido adoptada en infinidad de hogares mexicanos como un integrante mas de la familia.

Pedro Infante no ha muerto sigue mas vivo que nunca sin lugar a dudas. La venta de su música, que ha sido escuchada en este transcurrir de años en discos fonográficos, discos de vinilo de 45 o 33 rpm, en cartuchos y cassetes hasta llegar a quienes lo escuchan en cd rom lo pueden corroborar.

Interesante considerar también que una de las canciones mas tradicionales y escuchada en México son “las Mañanitas” con Pedro Infante.

Actualmente se ha remasterizado su material y le han sido montadas otras voces que lo acompañan en su canto como era de esperarse, sin éxito.

Lo mismo podemos decir de sus películas que han sido restauradas y cambiadas de un formato a otro de acuerdo a las exigencias de tecnología, desde cinta cinematográfica hasta llegar al dvd. La gente no se cansa de verlas cuando las programan en la televisión, las compran para tener su colección en casa ya que muchas de ellas se convirtieron en clásicos de nuestra extinta época de oro del cine nacional.

Existe infinidad de material ya editado en libros, revistas, videos que presentan información acerca de Pedro Infante y no se diga lo que en este mes de su 50 aniversario luctuoso presentaran los diferentes medios de comunicación en relación a él.

Sumándonos a los homenajes que este mes tendrá el llamado ídolo del pueblo presentamos a Ustedes una breve biografía, una interesante audioteca y una recopilación de videos que estamos seguros que disfrutara y donde al mismo tiempo Usted podrá valorar la importancia que tuvo el mariachi en el camino de Pedro hacia la inmortalidad.

BIOGRAFIA PRINCIPAL

Pedro Infante Cruz nace el 18 de noviembre de 1917 a las 02:30 de la mañana en la calle de camichín no. 508 del Puerto de Mazatlán Sinaloa, es el cuarto hijo del matrimonio formado por Delfino Infante y Refugio Cruz de Infante, quienes además procrearon a María Carmela, Ángel, María del Rosario, María Concepción, María del Consuelo, María del Refugio, Maria del Socorro y José Delfino. Sus abuelos paternos fueron Don Eleno Infante y Doña Sinforiana García y los maternos Don Domingo Cruz y Doña Catalina Aranda originarios de Rosario Sinaloa. .

Los primeros años de su infancia los vivió en esta soleada tierra, en una posición llena de carencias y casi sin estudios ya que la situación económica de la numerosa familia no se lo permitía. Resulta un hecho casi desconocido que a la edad de 11 años Pedro Infante fue víctima de la poliomielitis de la cual se recuperó favorablemente y sin duda este acontecimiento y sumado a otros que vivió a muy temprana edad marcaron a Pedro para siempre dándole indudablemente un aprecio mayor por la vida.

Debido a la actividad de su padre, la familia tiene la necesidad de trasladarse a otra ciudad y deciden ir a vivir a Guamúchil, cerca del ingenio azucarero de los Mochis del mismo estado. Es en esta ciudad en donde el joven e inquieto Pedro comienza a buscar un trabajo que le permita ayudar a sus padres y hermanos.

Pedro Infante aprendía el oficio de carpintería y en sus ratos libres asistía con el maestro carpintero Don Jerónimo Bustillos, quien le enseñó este honroso oficio que Pedro Infante practicó durante toda su vida. Decía Pedro que los primeros muebles en su casa habían sido hechos con sus propias manos y no solo eso también en este taller construyó su primera guitarra. Sus inicios en la música fueron con el hijo de su maestro carpintero Jesús Bustillos con quien practicaba la guitarra, que había sido construida por ambos y que líricamente fueron aprendiendo con muchos trabajos, ya que como decía Pedro “en mi familia no había antecedentes de esa clase” y “había poco tiempo”.

Allá por el año de 1933, cuando Pedro tenía 16 años de edad y ya teniendo algunos estudios de música, forma al lado de su padre la Orquesta “La rabia” tocando en los cabarets y centros nocturnos de no muy buena reputación de Guamúchil, cobrando diez centavos por pieza, dinero suficiente tomando en cuenta que interpretaba alrededor de 30 canciones cada noche. Además de tocar la guitarra, también tocaba el violín, el piano y la batería, pero la cantada era su fuerte y se convirtió en el vocalista de la mencionada orquesta que cada día alcanzaba mas popularidad y que le cambió toda su perspectiva al “artista” recién iniciado, dedicando su tiempo completo a esta actividad que le llenaba al cien por ciento “había encontrado su verdadera vocación”.

A través de la historia Pedro Infante ha sido conocido como “El Ídolo de Guamúchil” debido a que su carrera artística inicio en esta ciudad.

Hacia el año de 1937 la fama de Pedro iba en aumento y varias agrupaciones musicales del estado se disputaban su contratación y fue cuando la mejor agrupación del estado “La orquesta estrella” solicitó sus servicios como violinista y cantante, naturalmente Pedro jaló a su padre, permaneciendo en esta institución hasta el año de 1939.

Durante este año Pedro realizó su primera presentación en radio a través de la XEBN “La voz de Sinaloa” cantando en vivo alternando durante seis meses con artistas tan desconocidos o mas que el propio Pedro. Durante este mismo año de 1937 Pedro conoció a una agraciada joven que lo impactó desde el primer momento, de nombre María Luisa León y que empezó a frecuentar iniciando un romance secreto ya que la joven Maria Luisa era cinco años mayor que Pedro, situación mal vista por la sociedad y la total desaprobación de las familias, ocasionando que tomara la decisión la pareja de enamorados de escaparse a vivir a la Ciudad de México.

Ya en la capital, la pareja se instaló en una pequeñísima habitación cuya única virtud era la de permitirles estar juntos ya que no contaban con ninguna otra amistad y que por una extraña casualidad se encontraba cerca de las estaciones de radio XEB y XEW que por aquellos años eran el principal semillero artístico de México.

El entusiasmo y deseos de triunfo de Pedro Infante y queriendo continuar la carrera que había truncado en Sinaloa lo hacen llegar a la XEB que en aquellos días estaban realizando audiciones para descubrir nuevos valores, Pedro se inscribe en una audición radial y se presenta interpretando el tema “Consentida” lo cual resulta un autentico desastre causado por los nervios y la falta de experiencia en radio.

Pedro insiste y se presenta en una segunda audición animado por Maria Luisa y esta vez el tema seleccionado es “Nocturnal” corriendo con mejor suerte y logrando un contrato para presentarse tres veces por semana, que se convirtieron en cinco, recibiendo un salario de tres pesos por actuación, cabe mencionar que la orquesta que lo acompañaba en aquellas audiciones era la del famoso actor y músico Joaquín Pardavé.

La carrera de Pedro comenzó a tomar nuevos horizontes y es contratado como el “crooner” del famoso cabaret de aquella época “El Waikiki”, lugar de reunión de la gente noctámbula de aquella época, donde se bailaba animados por el “Son clave de oro” y la famosísima bailarina exótica “Ébano”

El 19 de Mayo de 1939, Pedro y María Luisa deciden contraer matrimonio civil, considerando que la situación económica estaba mejorando día a día, un mes más tarde refrendan su amor ante Dios en la Catedral Metropolitana sin más testigos ni invitados que la presencia del sacerdote y Dios. Cabe recordar que las familias de ambos se oponían rotundamente a su relación.

La carrera cinematográfica de Pedro inicia en este mismo año recomendado por una amiga de la estación de radio y participando en un papel segundón en la película “En un burro tres baturros” (1939), estelarizada por Sara García y Joaquín Pardavé. Durante este año también participa en dos papeles cortos en las películas “El Organillero” y “Puedes irte de mi”.

El inicio de su carrera discográfica es en el mes de Mayo de 1942, RCA Víctor le propone a Pedro grabar un disco de 78 RPM con los temas “Guajirita” y “Te estoy queriendo” dos boleros tropicales que no tuvieron ninguna aceptación y fueron archivados hasta el día de hoy que fueron remasterizados y que son incluidos en este álbum conmemorativo.

Durante este mismo año es invitado a participar en la película “La Feria de las Flores” interpretando a un chinaco al lado de los actores y cantantes Antonio Badú y Fernando Fernández, que obviamente resultaba ser una película cargada de canciones, algunas de ellas interpretadas por el propio Pedro y bajo la dirección del maestro Manuel Esperón, quien a partir de ese momento se convirtió en parte fundamental de la carrera de nuestro artista.

Durante esta época, Pedro tuvo la oportunidad de realizar su primera gira artística a los Estados Unidos e intervenir en las películas “Jesusita en Chihuahua” y “La razón de la culpa”. En 1943 actúa en las películas “Arriba las mujeres”, “Cuando habla el corazón”, “El ametralladora” y “Viva mi desgracia”.

A finales del mes de Octubre de 1943 el Sr. Guillermo Knorhauser director de la fábrica de discos Peerless invita a Pedro Infante a firmar un contrato de exclusividad con este sello, confiando plenamente en este artista que comenzaba a popularizarse musicalmente con los temas que cada vez interpretaba con mas frecuencia en sus películas.

Bajo la dirección artística del propio Ing. Knorhauser, Pedro entró al estudio de grabación el 29 de Octubre de este año para grabar los temas: “El azotón”, “Ventanita de oro”, “El durazno” y “Soldado raso”, una semana después el 5 de Noviembre los valses “Rosalía” y “Mañana”.    La reacción fue inmediata y los temas de mayor aceptación fueron los valses “Mañana” y “Rosalía” alcanzando la increíble cantidad de 18,000 copias vendidas en poco tiempo, significando, muy buenos dividendos para la disquera y el artista.

La fama de Pedro comenzó a crecer como la espuma como actor y como cantante y a la par de sus éxitos en el cine se sumaban sus éxitos musicales, virtud que solamente los grandes pueden lograr, que si en el cine podía interpretar con gran acierto un papel dramático, una comedia, un fanfarrón, un deportista y hasta un personaje histórico, en los discos alcanzó una versatilidad que muy pocos artistas pueden realizar y lo mismo podía interpretar una canción ranchera, que un bolero, un vals, un huapango o una canción festiva.

Aún estando casado con María Luisa inició un romance con la bailarina Lupita Torrentera que aunque el hacía lo imposible por ocultar, cada día se hacia mas público y de esta relación nació en 1947 una hija, que fue factor para unir mas estrechamente a la pareja y el artista que deseaba convertirse en padre, así vio coronado su anhelo, simultáneamente Pedro y María Luisa decidieron adoptar a la hija de su hermana Carmela seguramente con el propósito de volver a unirse, pero esto ya no fue posible.

Pedro ahora rodeado de gran fama y dinero se convirtió en un gran ídolo del que todos querían estar a su lado sobre todo el sexo femenino y pronto se vio asediado por una gran cantidad de bellas mujeres, inclusive se le llegó a ligar sentimentalmente con su gran compañera del cine Blanca Estela Pavón, situación que siempre fue negada por ambos artistas.

En 1953 Pedro Infante contrae nupcias con la muy joven artista Irma Dorantes, aun cuando todavía estaba legalmente casado con Maria Luisa León, situación que generó grandes problemas tanto personales como legales, llegando a afectar inclusive su excelente estado de salud.

La madrugada del Lunes 15 de Abril de 1957 de la Ciudad de Mérida, Yuc. despegó el viejo aparato de cuatro motores modelo Liverator que sirvió durante la segunda guerra como transporte de carga con matricula XA-KUN de la línea aérea “Transportes Mexicanos, S.A.” (TAMSA) con destino a la Cd. de México llevando a bordo al Capitán piloto aviador “Pedro Infante Cruz” y como copiloto al Capitán “Víctor Manuel Vidal Lorca” (su antiguo maestro e instructor) y al mecánico “Marcial Bautista”.

El pesado avión despegó y a los pocos minutos comenzó a perder altura cuando todavía volaba sobre la “Ciudad blanca”, y tanto el piloto como el copiloto hacían esfuerzos por levantar nuevamente el aparato, arrojando la carga para evitar el desplome.

El esfuerzo fue inútil y el aparato cayó a tierra en el patio trasero de una tienda llamada “Socorro”, alcanzando inclusive a cinco personas que también perecieron en el famoso accidente.

En la Ciudad de México a las 11:12 de la mañana, se transmitía por la XEW el programa “El Tío Polito” dirigido por el inolvidable Manuel Bernal, que con voz entrecortada interrumpió la programación para dar la siguiente noticia: “boletín, boletín …. El cantante Pedro Infante falleció esta mañana en un accidente de aviación ….”

De inmediato se paralizaron todas las actividades del país y con la esperanza de que esta noticia no fuera confirmada, todo el pueblo quedó en espera de mayor información, confiando en la suerte de Pedro, ya que la gente recordaba que su gran ídolo había salido bien librado de dos accidentes aéreos anteriores. No tardaron mucho los medios en confirmar tan terrible noticia “Pedro Infante había muerto”.



Oficina Matriz
Mar Rojo No. 40
Desp. 603-B
Mexico, D.F.

Telefonos:
01 (55) 3536 1455
01 (55) 3536 1458

Fax:
01 (55) 3536 1601

Mariachi.com.mx ® Derechos Reservados 2008 - 2010